Navegar en el extranjero. ¿Qué llevar, protocolos, sugerencias?

(Desde http://www.fondear.org/)

Hacer escala en los puertos del extranjero requiere cumplir con una serie de trámites, algunas veces confusos, y en muchos casos tediosos. Aunque hayamos preparado cuidadosamente la ruta, las obligaciones administrativas pueden resultar un auténtico tostón…

Para los puertos pertenecientes a los países comunitarios no será necesario hacer nada especial, pero para los de otros países del mundo la cosa puede ser bien diferente. Y distinta para cada país.…

En principio el pabellón amarillo correspondiente a la letra “Q” indica que nuestro barco acaba de llegar y solicita la “libre práctica”. En el mejor de los casos las autoridades se desplazarán al barco recién llegado para cumplimentar las formalidades de Aduanas, Inmigración y Autoridades Portuarias. Pero en la inmensa mayoría de los casos, será el patrón del barco el que deba acercarse a las oficinas correspondientes. El asunto es muy serio y delicado ya que saltarse “a la torera” estos requisitos puede conducir a fuertes multas, e incluso a la confiscación del barco!

Algunos países obligan a pasar por el único puerto de entrada antes de poder visitar las demás escalas dentro de su territorio, lo cual es una “mala idea” pues nos obligará a hacer millas de más. Otros países obligan a sacar un visado, y naturalmente debe tener su pasaporte en regla. Algunos países pueden exigir vacunaciones y en estos casos, la formalidad debe ser tomada como una importante medida de prevención sanitaria.

Es normal que le pidan una lista de todos los tripulantes, por ello es muy interesante salir con varias de ellas impresas con el “aspecto” más oficial posible. No es mala idea hacerse un tampón con el nombre del barco para dar un aspecto más representativo a sus papeles. En los pequeños países del “otro extremo” del mundo puede “ayudar”. Nuestro certificado de navegabilidad contrariamente a lo que podría parecer no será el papel más solicitado. La póliza de seguro es totalmente necesaria.

El pabellón de cortesía debe ser colocado bajo el primer piso de crucetas de estribor. Son detalles que no debemos olvidar pues en muchos lugares aprovecharán los despistes para imponernos fuertes multas.

Será necesario hacernos con las banderas de los países que vayamos a visitar. Naturalmente también tendremos que tener izado el pabellón con nuestra bandera como país de origen.

Cuando tenga la ocasión, no dude en preguntar a otros veleros sobre los procedimientos a seguir en tal o cual país o puerto. Ahorrará tiempo e irá directamente al “grano”.

Cuando queramos abandonar el país debemos efectuar el trámite inverso al de la llegada y conocido como “clearance”, que puede ser solicitado al entrar al siguiente país que visitemos.

La importancia de las costumbres 
Reza el refrán, “allí donde fueres, haz lo que vieres”, y este es posiblemente uno de los mejores consejos para evitar problemas. Debemos respetar las costumbres locales y las normas impuestas. Puro sentido común. Esta es la clave del éxito. En algunos lugares debemos tener cuidado al sacar fotografías con primeros planos de la gente ya que pueden sentirse ofendidos. En otros, al visitar sus ciudades debemos vestirnos sin mostrar demasiada “excentricidad” a la luz de sus costumbres. 

Es muy recomendable llevar algunos “regalos” para “abrirse” camino y lograr las sonrisas que consiguen abrir todas la puertas. Unos paquetes de cigarillos, algunas botellas de whiski, jabones perfumados,… Los responsables de la administración son gente normal y por tanto agradecidos de un trato amable que puede establecer un buen comienzo para arreglar felizmente todo el papeleo. 

 Respeto durante el fondeo

Cuando estemos en una escala, a los primeros que seguramente encontremos serán a nuestros vecinos de fondeo. No debemos olvidar algunas normas de educación muchas de las cuales son del más puro sentido común.-         

  • Salude a su vecino de fondeo.-         
  • Nunca suba a bordo de otro barco sin la invitación de su patrón.-         
  • No se agarre a los candeleros o a los guardamancebos para subir a bordo.-         
  • Quítese los zapatos al subir a bordo.-         
  • Si quiere fumar pida permiso.-         
  • No debemos pasar con la auxiliar a toda velocidad delante del vecino.-        
  •  Nada de ruidos estridentes o música a todo volumen.-         
  • Por la noche debemos evitar en lo posible los ruidos de las drizas. 

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Luis Aracil dice:

    Tienes toda la razon del mundo. Si es posible hablar con algun patron que haya estado en ese lugar o hoy en dia chatear con éll antes de la salida.
    Siempre es conveniente, conocer de antemano el puerto de recalada y el o los alternativos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s